Divorcios en Puerto Rico

Para el año 2013, por cada 100 matrimonios celebrados en Puerto Rico, se decretaron 75.88 divorcios.    Ello quiere decir, que por cada 100 parejas que contrajeron matrimonio, 75 parejas se divorciaron durante ese año.  Aún cuando esta cifra ha disminuido en los últimos años, la misma refleja una realidad del Puerto Rico de hoy.

En Puerto Rico, tienes la opción de seleccionar entre las siguientes causales: Divorcio por Consentimiento Mutuo, Divorcio por Ruptura Irreparable, Divorcio por Adulterio, Divorcio por Trato Cruel, Divorcio por Separación y Divorcio por Abandono. Aclaramos que existen otras causales pero las mismas no son frecuentemente utilizadas.

Tu determinación al seleccionar la causal para procesar tu divorcio, dependerá de los hechos de tu caso, y de la rapidez en la que desees dar por terminado tu matrimonio.

Información General sobre el Divorcio en Puerto Rico

Cada causal tiene sus propias características y requisitos.  Sin embargo, es de vital importancia que tengas en mente que tan solo puedes divorciarte en Puerto Rico:

  • Si resides en Puerto Rico desde hace 1 año o más; o
  • Si tu cónyuge reside en Puerto Rico desde hace 1 año o más; o
  • Si la causal por la cual te interesas divorciar, ocurrió en Puerto Rico.

Si uno de dichos requisitos no se cumple, el Tribunal no tiene jurisdicción sobre el divorcio, y por tanto, no puede divorciarte pues cualquier sentencia que emita es nula, es decir no tiene validez.

Independientemente de la causal (tipo de divorcio) que utilices, en el proceso de divorcio se resuelven los siguientes asuntos:

En el único divorcio que se dividen las deudas y los bienes de la sociedad legal de gananciales, es el Divorcio por Consentimiento Mutuo . Ello significa que en todas las causales, excepto la causal de Divorcio por Consentimiento Mutuo, vienes obligado a presentar una Demanda de División de Bienes Gananciales, con posterioridad al divorcio.

Procedimiento

En todas las causales de divorcio, excepto en el Divorcio por Consentimiento Mutuo, requieres presentar una Demanda de Divorcio y requieres emplazar a tu cónyuge (notificar a tu cónyuge de la demanda presentada)  para que éste pueda presentar la contestación a la demanda y solicitar los remedios que en derecho procedan.  Tu cónyuge tendrá 30 días para Contestar la Demanda, a partir de la fecha en que se le entrega la demanda.

Si tu cónyuge no presenta la Contestación a la Demanda en dicho término se procede a Solicitar la Anotación de Rebeldía y del Tribunal así concederlo, se procede a celebrar el juicio sin que tu cónyuge tenga la oportunidad de presentar o desfilar prueba a su favor.

En todas las causales de Divorcio, se requiere la celebración de una Vista de Divorcio. Dicha vista se celebra frente a Juez, que evaluará, mediante el testimonio de las partes, si procede o no el divorcio por la causal que seleccionaste.

En la causal de Consentimiento Mutuo, no se presenta una demanda de divorcio, se presenta una Petición, que contiene tu solicitud de divorcio más una Estipulación con todos los acuerdos que llegaste con tu cónyuge.

Los hijos en el proceso de Divorcio

Los hijos son, en la mayoría de las ocasiones, los más afectados por la separación de sus progenitores.  Es de vital importancia que pienses en ellos antes de tomar determinaciones que pueden obrar en detrimento de su salud y bienestar físico.

Busca ayuda de un profesional de la conducta humana para que te ayude a transmitirle a tus hijos la seguridad que ellos se merecen.

Sobre cualquier consideración, protege a tus hijos y no los utilices en el proceso de divorcio.  En un futuro, ellos te lo agradecerán.

Recomendaciones

Por nuestra amplia experiencia en este tipo de caso, te recomendamos que tomes las siguientes medidas:

  • Recuerda mantener la calma, si lo requieres, busca ayuda de un profesional de la conducta humana para que te provea las herramientas necesarias.
  • Lleva un diario sobre los incidentes que consideras de importancia, con especificidad de la hora y el lugar de los hechos.
  • Prepara una lista de las deudas y los bienes que le pertenecen a ti y a tu cónyuge.
  • Saca copia de los estados de cuentas bancarias que tienen tú y tu cónyuge.
  • Prepara un registro de los gastos del hogar con los recibos correspondientes.
  • Prepara un registro de todos los ingresos recibidos durante los últimos doce (12) meses con la prueba correspondiente.
  • Procura que exista en tu hogar un ambiente de respeto y consideración, y en especial, procura que tus hijos no estén involucrados en el proceso.
  • Cambia todas tus contraseñas de tus correos electrónicos, de las cuentas de facebook, twitter y otras.
  • No postees en redes sociales como  “facebook” o cualquiera otra página, fotos o mensajes que puedan ser utilizados en tu contra; lugares que frecuentas y amistades con las que te relacionas.
  • Verifica tus aplicaciones en tu teléfono celular y los “settings” de privacidad y en específico, los localizadores o “location services”.

En Abogados a Tu Alcance, Tus Abogados en Puerto Rico:

  • Te ayudamos para que el proceso sea más llevadero
  • Te asesoramos con diligencia y profesionalismo
  • Te ofrecemos confianza y seguridad
  • Trabajamos tu caso con agilidad y sensibilidad

 


  1. Pensión alimentaria pendente-lite se refiere a la pensión alimentaria que cualquiera de los cónyuges puede solicitar en lo que se tramita el divorcio.  Cualquiera de los cónyuges puede solicitarla.