Divorcio por Abandono

Para que proceda el Divorcio por Abandono se requiere que uno de los cónyuges haya abandonado al otro desde hace más de un (1) año con anterioridad a presentar la Demanda de Divorcio.  Tiene que existir el acto voluntario de no continuar con su cónyuge, y también tiene que reafirmar su decisión de irse definitivamente, para siempre y no volver. Ambos actos, tanto el de abandono como el acto de reafirmar su determinación de irse definitivamente pueden darse en un mismo acto.

Se requiere desfilar prueba en una Vista de Divorcio sobre ambos actos.  Es un divorcio culposo, pues de probarse en la vista los elementos de la causal, el Tribunal declarará roto y disuelto el vínculo matrimonial y determinará que el demandado es culpable de abandono.

Implicaciones del Divorcio por Abandono

Ninguna.  No existe implicación alguna en la división de bienes y deudas (que tiene que efectuarse en un proceso separado) ni en la custodia, pensión alimentaria ni patria potestad, de tus hijos.

Luego de la incorporación del Divorcio por Ruptura Irreparable en nuestro ordenamiento jurídico, esta causal es poco utilizada en nuestro país.

Requisitos Generales

Para proceder con el Divorcio por Abandono, requieres:

  • Que estés residiendo en Puerto Rico desde hace 1 año o más; o que tu cónyuge esté residiendo en Puerto Rico desde hace 1 año o más; y
  • Que tu cónyuge te abandonó.

Procedimiento

Requieres presentar una Demanda de Divorcio y emplazar a tu cónyuge (notificar a tu cónyuge de la demanda presentada)  para que éste pueda presentar la contestación a la demanda y solicitar los remedios que en derecho procedan.  Tu cónyuge tendrá 30 días para Contestar la Demanda, a partir de la fecha en que se le hace entrega de la demanda.

El cónyuge demandado puede negar el abandono y para ello, tendrá que desfilar prueba en apoyo a sus alegaciones.

En el proceso se resolverán los siguientes asuntos: